fbpx

Union Station Kansas City (Misuri) comienza la instalación de la exposición ‘Auschwitz’

Exposición Auschwitz

Union Station Kansas City (Misuri) comienza la instalación de la exposición 'Auschwitz'

Kansas City, Misuri – 20 de mayo, 2021 – Convertido ya en emblema de la exposición, el vagón ferroviario de la Segunda Guerra Mundial se instalaba esta semana en la explanada de acceso a la Union Station Kansas City, Misuri, dando comienzo al montaje de ‘Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos’ en el que será su tercer destino a partir del próximo 14 de junio, tras el éxito cosechado en Nueva York y Madrid, donde superó los 600.000 visitantes. 

Un éxito que, conforme a las previsiones, podría superarse en este nuevo destino, donde ya se han reservado más de 30.000 entradas para visitar la exposición antes de su cierre, previsto para mediados de enero de 2022. 

Incluso la muerte se aterroriza de Auschwitz.

Superviviente de Auschwitz Ceija Stojka

Este vagón de mercancías es uno de los 120.000 que se construyeron entre 1910 y 1927, empleados por la Deutsche Reichsbahn (red ferroviaria nacional de Alemania) para transportar alimentos, ganado y otros artículos.

En la II Guerra Mundial se emplearon también para trasladar soldados y prisioneros de guerra, así como para deportar judíos y romaníes a los guetos o los centros de exterminio de la Polonia ocupada y los campos de concentración repartidos por Europa.

Durante las deportaciones a Auschwitz se llegaba a hacinar a 80 personas en cada vagón, en una superficie de apenas 20 m2. Los trenes regresaban sin seres humanos, pero cargados con sus posesiones.

«Es un símbolo del horrible y sistemático plan de exterminio masivo de colectivos como los judíos, polacos, romanos y prisioneros de guerra soviéticos», dijo George Guastello, presidente y director ejecutivo de la Union Station Kansas City.

“La ubicación del vagón frente a Union Station es especialmente significativa. Multitud de soldados partieron en tren desde aquí para luchar por la liberación de Europa. Y del mismo modo, tras la guerra, los supervivientes del Holocausto fueron bienvenidos aquí, ya que llegaron en tren, para comenzar sus nuevas vidas en Kansas City y más allá de sus fronteras. El Holocausto no es historia lejana sino memoria viva. Y como tal nos advierte de que hemos de estar atentos, atormentándonos con la admonición ‘Nunca más’. Es un poderoso recordatorio de por qué tenemos que recordar el trágico pasado y proteger la libertad y los derechos humanos«. 

© Roy Inman

El vagón estará expuesto junto al estacionamiento South Plaza de Union Station durante la totalidad de la estancia del la exposición en Kansas City, Misuri.

Mide 3,5 metros de ancho y 9,6 m de largo y ocupa aproximadamente 20 m cuadrados de espacio. Estará rodeado por una barrera de seguridad, paneles interpretativos y vigilancia por video pública y privada 24 horas al día, 7 días a la semana.

“El poder transformador de la diversidad y la inclusión es prioritario y persistente en estos momentos a nivel local, nacional e incluso mundial y, dentro de este contexto, ‘Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos’ es particularmente relevante e importante”, dijo Ramón Murguía, presidente del directorio de Union Station Kansas City.

“Ya sea en nuestra vida personal o pública, en nuestro hogar, lugar de trabajo o de reunión y celebración, promover la diversidad es el primer paso hacia la verdadera inclusión y aceptación. Las semillas del odio se esparcieron por todas partes, metódica y trágicamente bajo la bandera nazi antes y durante la Segunda Guerra Mundial. Y aunque los aliados se enfrentaron al mal, algunas de ellas sobrevivieron. Esa es la desafortunada realidad colectiva y, precisamente por eso, los encuentros con la historia sin adornos, como se presenta en esta exposición, son esenciales para garantizar que la diversidad, la inclusión y la aceptación finalmente venzan».

El histórico vagón es el primer objeto que se muestra en público como parte de la exposición. Los 700 objetos restantes han llegado a Kansas City y están siendo cuidadosamente instalados por un equipo de comisarios internacional.

Abierta a partir del próximo 14 de junio, Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos explora a lo largo de 2.000 metros cuadrados la identidad dual del campo de Auschwitz como ubicación física —el lugar donde tuvo lugar el asesinato masivo documentado más grande en la historia de la humanidad— y como símbolo de la manifestación ilimitada del odio y la barbarie humana. La exposición presenta más de 700 objetos originales y 400 fotografías, muchas de las cuales nunca antes han estado expuestas públicamente.