La virtualización de Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos.

Desgraciadamente algunas exposiciones, como Auschwitz.No hace Mucho. No muy lejos. tienden a tener un límite temporal de estancia en una determinada ciudad; lo que, unido a la distancia hace que, en algunas ocasiones, cierta parte del público no pueda acceder a ellas.

Sin embargo, gracias a los adelantos tecnológicos, estas limitaciones se han convertido en algo casi efímero y cada vez son más las exposiciones y museos nacionales e internacionales  los que hacen un esfuerzo por virtualizar sus obras, permitiendo que todas aquellas personas interesadas en visitar una exposición puedan realizar un primer acercamiento desde la comodidad de su casa.

expo 3D

Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos. no está al margen de estas acciones innovadoras y es por tanto que, antes del cierre de la  muestra en España, se ha hecho uso de esta tecnología para implementar la exposición de forma digital.

El producto resultante es el recorrido virtual completo de la exposición, gracias a más de 100 fotografías esféricas y 70 imágenes en alta resolución. De esta forma, se logra que la exposición se prolongue por tiempo indefinido, al quedar cada rincón de la exposición retratado en formato 3D.

expo 3D

El proyecto destaca porque además de poder visualizarlo desde el navegador web, es posible tener una experiencia mucho más inmersiva usando un visor de realidad virtual como Google Cardboard u Oculus.

Para poder realizar esta virtualización de la sala, fue necesario ampliar el horario de iluminación de la exposición con el fin de reproducir la visita tal al igual que un visitante regular, pero estando completamente vacía para no crear trastornos en los visitantes. Una vez realizadas todas las fotografías, estas fueron editadas para asegurar la máxima calidad de las mismas y tras distribuirlas en el orden adecuado, para permitir recrear la visita de forma natural, se incrustaron los elementos interactivos, es decir, aquellos puntos considerados como más interesantes, a los que se asociaron imágenes en alta resolución.

El proyecto ha sido ejecutado en su totalidad por el Dr. Óscar Costa Román, profesor de la Universidad Francisco de Vitoria, quien desde hace varios años está usando la imagen esférica y la realidad virtual como recurso didáctico y entre sus líneas de investigación destaca la virtualización del patrimonio artístico y cultural.