La exposición «Auschwitz» se presenta en el Museo de la Herencia Judía de Nueva York

74 años después de la liberación de Auschwitz, se presenta por primera vez en Norteamérica la mayor exposición itinerante dedicada al campo, con más de 700 objetos originales y 400 fotografías nunca antes mostradas al público estadounidense.

New York, NY– La exposición itinerante Auschwitz. Not long ago. Not far away. se ha presentado hoy a los medios internacionales en el Museum of Jewish Heritage–A living memorial to the Holocaust de Nueva York, donde abrirá sus puertas al público el próximo 8 de mayo y permanecerá hasta el 3 de enero del 2020. Producida de la mano de la reconocida firma internacional MusealiaAuschwitz-Birkenau State Museum en Polonia, esta es la mayor exposición dedicada a Auschwitz jamás expuesta en Norteamérica.

Auschwitz. Not long ago. Not far away. se instala en la ciudad neoyorkina tras una exitosa estancia en el centro de exhibiciones Arte Canal en Madrid, donde registró más de 600.000 visitas, y fue una de las exhibiciones más visitadas de Europa en 2018. La exposición traza el desarrollo de la ideología Nazi y narra la transformación de Oświęcim, una pequeña localidad de Polonia que pasó a convertirse en la población más significativa del Holocausto: Auschwitz.

‘Auschwitz no solo es historia, una historia, un mensaje o un aviso. Auschwitz representa verdadero sufrimiento humano, tristeza y muerte. No es la tragedia de más de un millón de personas, sino más de un millon de tragedias individuales, por ello es necesario que esta exposición tenga como premisa la autenticidad’ afirmó durante la presentación a medios el Dr. Piotr M. A. Cywiński, director del Auschwitz-Birkenau State Museum.

Los visitantes de New York podrán hallar más de 700 objetos originales y 400 fotografías de más de 20 museos e instituciones internacionales, siendo la mayoría del Auschwitz-Birkenau State Museum. La exhibición retrata la realidad de Auschwitz con una muestra de cientos de objetos personales –maletas, gafas y zapatos– que pertenecieron a supervivientes y víctimas del Holocausto. Entre ellos, objetos personales de Anna Frank nunca antes expuestos en América y objetos que ilustran la realidad de los SS: una máscara de gas usada por los SS u objetos personales del comandante de Auschwitz, Rudolf Höss, por ejemplo. La muestra también cuenta con objetos originales propios de la infraestructura del campo, como postes de hormigón, parte de un barracón original de Auschwitz III-Monowitz y un vagón alemán de tren. 

‘Vivimos en un momento en el que todavía existe el negacionismo del Holocausto, el antisemitismo está creciendo y la discriminación está a la orden del día. Hay asesinatos en masa y genocidios ocurriendo ahora mismo en el mundo’ recordó Bruce C. Ratner, Presidente de la Junta Directiva del Museum of Jewish Heritage.

El Museum of Jewish Heritage ha incorporado más de 100 objetos de su colección, pertenecientes a supervivientes y liberadores que encontraron refugio en la ciudad de New York: el block de dibujo y portfolio de Alfred Kantor, con más de 150 dibujos originales de Theresienstadt, Auschwitz, y la trompeta que el músico Louis Bannet, el apodado Luis Armstrong holandés, afirma haberle salvado la vida durante su prisión en Auschwitz. La colección del museo también incluye objetos como la daga y el casco del SS Heinrich Himmler y su copia anotada del Mein Kampf de Hitler, así como una proclamación antijudía de de Ferdinando I de 1551, que le regaló el Jefe de Seguridad alemana, Reinhard Heydrich, a Hermann Göring donde Heydrich anotó que 400 años después los Nazis estaban completando el encargo de Ferdinando. Estos objetos representan un capítulo de la historia que nunca debería olvidarse. 

‘La exposición es un tributo a la memoria de las víctimas, pero también queremos que sirva como alerta, para que podamos entender nuestro presente y crear un mejor futuro’ manifestó Luis Ferreiro, Director de Musealia y de la exposición.

Ronald S. Lauder, Fundador y Presidente del Comité de la Fundación Auschwitz-Birkenau y Presidente del World Jewish Congress añadió: ‘Es la obligación de las generaciones presentes recordar lo que pasó, cómo y por qué sucedió. Debemos recordar, para que nada de esto vuelva a tener cabida en nuestra realidad. Por desgracia, estamos reviviendo algo que jamás pensé que se daría de nuevo: una nueva ola de antisemitismo resurge en todo el mundo. Ante ello debemos tener presentes las palabras de Elie Wiesel: nunca seas indiferente’.

Auschwitz. Not long ago. Not far away. ha sido concebida por Musealia y Auschwitz-Birkenau State Museum y comisariada por un panel de expertos internacionales, incluyendo al reconocido Dr. Robert Jan Van Pelt, el Dr. Michael Berenbaum y Paul Salmons, en una colaboración sin precedentes con historiadores del Centro de Investigación del Auschwitz-Birkenau State Museum, liderado por el Dr. Piotr Setkiewicz.

‘Uno de los objetivos de esta exhibición es recordarnos que nuestro mundo es el legado de nuestros antepasados. Pero también cuenta la historia de más de 200.000 niños que fueron asesinados en Auschwitz. Hay pruebas, a veces duras o delicadas, de ello. Cuando pensamos en el asesinato de aquellos niños que eran demasiado jóvenes para dejar su huella en el mundo, debemos recordar que no solo estamos ligados a nuestros antepasados, sino también a aquellos que todavía están por llegar’ declaró el Comisario jefe de la exposición, Dr. Robert Jan van Pelt.